Cerrar

es | val   

Para escuchar activamente, primero hemos de callar

La escucha activa es una aptitud social imprescindible en los negocios

García Saura

García Saura

Publicado el jueves, 26 de enero de 2017 a las 11:29

Mostrar ampliado

Escucha activa

Escolta activa

Tenemos dos orejas,  pero una  sola boca; entonces ¿por qué hablamos más que escuchamos? Y cuando lo hacemos, ¿es activamente, es decir, con todos nuestros sentidos enfocados hacia el que habla y lo que nos cuenta? Recordemos que la comunicación también es no verbal. Véase lo que no son palabras: tono de voz, gestos corporales, emociones…; con unos porcentajes sobre el total de las formas de comunicar bestiales:

Voz (tono, proyección, entonación, resonancia, etc.): 38%

Lenguaje corporal (gestos, posturas, miradas, respiración, etc.): 55%

(Y lo que queda, claro, lo verbal; las palabras: tan solo un 7%)

El arte de la conversación radica en estar interesado, no en ser interesante       ¡Eso es escuchar en forma activa!

Las etapas de la escucha activa como parte de una relación empática

  • La proporción correcta:
    • Dos oídos
    • Una boca
  • Mantener el contacto visual
  • Tomar notas: ayuda a la memoria
  • No terminar las frases de los otros
  • No sacar conclusiones precipitadas
  • ¡Responda!: “Sí… ya veo…..”.. Asentir….
  • Evitar juzgar
  • Formular preguntas cuando no entiende
  • Formular pregunta esenciales
  • Detenerse antes de responder: los silencios

Qué nos dicen algunos expertos 

  • La inteligencia emocional es muy útil en la dirección de equipos de trabajo. Y dentro de ésta, la habilidad social se caracteriza por saber manejar bien las emociones en una relación e interpretar adecuadamente las situaciones y las conexiones sociales; interactuar sin dificultar, utilizar estas habilidades para persuadir y dirigir, negociar y resolver disputas, para cooperación y el trabajo de equipo. La comunicación es una de las aptitudes de la habilidad social que conforman la inteligencia emocional en sí misma; dentro de ella, una faceta muy importante es ser capaz de escuchar activamente.
  • Daniel Goleman, en su libro sobre inteligencia social nos dice que todas las emociones son sociales. Resulta imposible separar la causa de una emoción en el mundo de las relaciones, porque son las relaciones sociales las que movilizan nuestras emociones.
    • Nos habla de la sintonía como parte de una conciencia social. Sintonía es escuchar de manera totalmente receptiva; conectar con los demás.
    • La escucha verdadera me obliga a sintonizar con los sentimientos de los demás
    • Prestar una atención deliberada es el mejor modo de alentar el rapport.

Este concepto nuevo de rapport merece una reflexión aparte. Pero puedo avanzar que se trata de una especie de “danza biológica”, según la expresión utilizada por Goleman, y solo existe entre los seres humanos, hallándose presente en cualquier relación afectuosa, comprometida y amable. Las decisiones que toman las personas implicadas son más creativas y eficaces.

Es una sensación que fortalece los vínculos interpersonales, y es favorecida por una atención plena.

Concretando: en toda relación interpersonal, por tanto, debemos escuchar activamente si queremos sintonizar con nuestro interlocutor. Esto requiere de atender plenamente a lo que nos está comunicando, tanto verbal como no verbalmente.

S/V
visitas hoy 4 · visitas total 1.365

Usuario: EGS

Empresa: García Saura

Canal: CEEI Castellón

Fecha publicación: 26/01/2017 11:29

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=13367

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 09:39

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar