Cerrar

Ejemplos de benchmarks, con sus ventajas e inconvenientes

Publicado por alexandra.badoiu
viernes, 31 de diciembre de 2021 a las 10:29

Los benchmarks se construyen específicamente para cada organización y situación de negocio. Es decir, se crea un diseño completamente personalizado que permita analizar un conjunto de parámetros en un momento determinado y con una utilidad concisa para la compañía. 

A continuación, te mostramos algunas ideas para establecer benchmarks de forma efectiva en tu empresa, aunque también aquellas ventajas e inconvenientes que los distinguen. 

Benchmarks orientados a parámetros financieros 

Es posible que en una empresa se detecten algunas actividades fraudulentas o ciertos riesgos financieros que puedan mermar la cuenta de resultados, de este modo, resulta interesante el establecimiento de un benchmark orientado a minimizar su impacto. Para construirlo, se deberán estudiar las actividades empresariales en el sector financiero, banca y seguros, dado que a priori son las que cuentan con más experiencia sobre el fraude y riesgo financieros. Una opción sería basarse en la existencia o no de límites para determinadas prácticas o variables; la utilización de herramientas de análisis predictivas o tal vez, la frecuencia con la que se miden variables como la rentabilidad de un cliente o el porcentaje de devoluciones.  

Benchmarks orientados a procesos internos 

En esta ocasión, sería conveniente atender a las metodologías orientadas a la eficiencia adoptadas por otras organizaciones, destacando aquellas del sector de la automoción como Toyota, creadora de la metodología lean manufacturing; Inditex o Amazon. Particularmente, Xerox, a principios de los ochenta, fue la primera empresa en utilizar benchmarking al descubrir que sus competidores ofrecían precios mucho más bajos que sus propios costes de producción. Así, comparó sus procesos y materiales con su afiliada japonesa, Fuji, y detectó que la totalidad de las áreas presentaban tiempos mayores para ejecutar los mismos procesos que su filial. 

Benchmarks orientados al crecimiento 

No son pocas las veces en las que parece imposible dar un salto en el desarrollo y crecimiento de una empresa. No obstante, es una condición imprescindible para sobrevivir en el mercado, bien sea porque se está concentrando en grandes proveedores o porque la rentabilidad viene reduciéndose paulatinamente. En estos momentos, conviene tener en el punto de mira a aquellas empresas que han logrado crecer, expandirse y ampliar su cuota de mercado, comparando su funcionamiento con las operaciones clave de la empresa. 

Benchmarks orientados al cliente 

Si bien es cierto, cada vez es más difícil conseguir la lealtad del cliente, a pesar de que el mundo digital habilite canales de opinión instantáneos y masivos sobre la infinidad de productos o servicios. De esta forma, sería interesante elaborar un benchmark para medir la relación de los competidores de la empresa con sus clientes, o para analizar a compañías referentes cuyo servicio al cliente pueda ser replicado, independientemente del sector en el que operen. Será una acción clave para ajustar la oferta y predecir la demanda. 

Benchmarks de responsabilidad social corporativa 

La responsabilidad social corporativa es un tema recurrente y de suma importancia en las empresas. Gran número de ellas la han integrado en su estrategia de posicionamiento y captación de clientes. Nestlé, por ejemplo, selecciona el suministro de agua, la nutrición y el desarrollo rural como áreas de interés social para realizar su benchmarking. Por su parte CEMEX, desarrolla un conjunto de programas basados en benchmarks para fomentar colaboraciones, la creación de autoempleo y negocios inclusivos. Y Starbucks, pretende garantizar simultáneamente la producción sostenible y de calidad del café, en aras del comercio justo y de la mejora de sus relaciones comerciales. 

Ventajas e inconvenientes de cada benchmark 

Llegados a este punto, podríamos decir que no existen ni ventajas ni inconvenientes en la aplicación de los ejemplos anteriores en términos absolutos. Al fin y al cabo, lo esencial para determinar el valor de un benchmark es la relevancia que pueda tener para un negocio concreto en un preciso momento, así como la tipología de empresas o procesos en cuestión.  

Aunque un benchmark exija destinar recursos internos o externos, se espera que el resultado compense los costes y ofrezca un beneficio muy superior en el plazo de tiempo deseado. No obstante, si no se definen adecuadamente los límites y alcance del benchmark, se aprueban por la dirección general y se utilizan las herramientas óptimas, no se estará exento del riesgo de no obtener resultados relevantes o de tomar medidas desfavorables. 

5
659 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar