Cerrar

Javier Lozano (Singerfy): "FIB Pro Startups se consolidará como referencia para las startups musicales"

Entrevista al CEO de la empresa ganadora de la primera Startup Competition

Mostrar ampliado

Javier Lozano (CEO de Singerfly)

Javier Lozano

Mostrar ampliado

Javier Lozano (CEO de Singerfly)

El equipo de Singerfly

Javier Lozano, CEO de la empresa aragonesa Singerfy, se alzó como el gran protagonista de FIB Pro Startups, al resultar ganador de la Startup Competition que tuvo lugar el pasado 18 de julio en Villa Elisa (Benicàssim). Centrada en el regalo de canciones personalizadas, conocemos mejor a Singerfly de la mano de Lozano: 

¿Cómo conocísteis la convocatoria FIB Pro Startups y cómo os decidisteis a participar?
Vi el concurso en redes sociales. Pensé que era una buena oportunidad para dar a conocer Singerfy y hacer networking con otras startups musicales.

Nada más conocer que habíais ganado, decías que te sorprendía el premio por el nivel del resto de finalistas... pero Singerfy ya tenía una trayectoria también. ¿Podrías resumírnosla?
Sí, claro. La verdad es que a pesar de que todavía tenemos la sensación de que esto no ha hecho más que empezar, ya llevamos 3 años subidos a esta montaña rusa. Los inicios fueron especialmente duros, pero conseguimos validar por nuestros propios medios el producto. Tanto Daniel Martín (co-founder) como yo, somos de Zaragoza. Para entonces en nuestra ciudad era muy complicado encontrar financiación y que te conocieran en el ecosistema de startups nacional y decidimos irnos fuera.

Así conseguimos entrar en una aceleradora potente como es Conector Barcelona, que nos introdujo en el ecosistema. Conseguimos vender más de 1700 canciones personalizadas tanto en España como en Latam con un feedback muy bueno por parte del cliente. Posteriormente fuimos a buscar financiación. Tuvimos la suerte de que en nuestra tierra se creó Araban (Asociación Aragonesa de Business Angels) y conseguimos ser la primera startup financiada por ellos. Convencimos a nuestros inversores de que nuestro proyecto es escalable gracias a nuestra tecnología, con un producto 100% digital, y con mucha proyección internacional y ahora estamos peleando a tope para demostrarles que teníamos razón.

¿Cómo es vuestro equipo en la actualidad? ¿Cuántas personas y de qué perfiles y edades componen la empresa?
Actualmente tenemos 10 personas que trabajan en Singerfy con perfiles muy variados. Desde el equipo de founders con los principales pilares de la compañía cubiertos (CEO, CMO, CTO, CPO, CDO) a perfiles de marketing, tecnológicos y cantantes. Las edades del equipo van desde los 25 años hasta los 40 años, vamos, ¡qué estamos hechos unos chavales!

¿Qué os ha resultado más interesante de vuestra participación en la convocatoria? Una vez ha pasado todo, ¿qué valoráis más de FIB Pro Startups?
La visibilidad dentro del ecosistema para las startups musicales. Un sector que no es de los más “hot” ahora mismo, pero que no hay que obviar, con propuestas súper atractivas, con un potencial de crecimiento enorme y en la que los grandes “players” del sector deberían poner su radar. Así que cuando vimos que una aceleradora con el prestigio de Lanzadera estaba detrás de todo esto y dentro de un festival referente como es el FIB, pensamos que iba en serio y que merecía la pena echar unos cientos de kilómetros al cuerpo para presentar nuestra proyecto.

Una vez pasado todo, desde luego, pienso que ha merecido la pena. Por supuesto por haber conseguido el primer premio y la repercusión mediática que hemos tenido, pero también por haber descubierto que el nivel de las startups del sector es muy alto con buenísimos proyectos que han pasado por aceleradoras de startups de primer nivel.

¿Por qué recomendaríais a otra empresa participar en una próxima edición?
Porque es un concurso que tiene pinta de que se va a consolidar como una referencia para las startups musicales a nivel nacional. Estoy convencido de que la industria se irá involucrando cada vez más, ya que debería ser una fuente directa de innovación para sus compañías.

¿Qué peculiaridades tiene el sector de la música, a vuestro juicio, para el emprendimiento?
La industria viene de una época muy compleja. La revolución tecnológica con internet hizo peligrar el sector y tuvieron que reinventarse. Creo que supuso un golpe tan fuerte modelos como el de Spotify, o la influencia de las redes sociales,…, que han tenido que realizar muchísimos cambios en un cortísimo período de tiempo. Los inversores percibieron esa inestabilidad y estaban reacios a invertir en este tipo de proyectos en España. El sector ha sabido recomponerse en tiempo récord, por lo que estoy convencido de que van a surgir grandes oportunidades de inversión tanto para Venture Capitals como para que los grandes “players” se fijen en lo que hacemos las startups y aprovechen con sus medios, todo nuestro potencial y escalabilidad.

¿Cómo veis el papel de los CEEI en el ámbito del emprendimiento?
Creo que juegan un papel fundamental. El acompañamiento a los emprendedores que ofrecen son de alto valor para las empresas y muchas ya han obtenido grandes éxitos.

¿Qué opinión tenéis sobre los programas de aceleración de empresas? (CEEI Castellón tiene el Programa Órbita)
Para nosotros fue un antes y un después el paso por un programa de aceleración. Creo que es necesario y hay muchas alternativas nacionales o locales. La mentorización y la formación es indispensable para bajar las tasas de fracaso, algo bastante habitual (y por otro lado necesario para aprender) dentro del emprendimiento.

Vuestra empresa está en Zaragoza. ¿Se puede triunfar como startup tecnológica lejos de los grandes hubs? ¿Hay alguna dificultad adicional haciéndolo así?
Tenemos la suerte de estar en una ciudad que está muy bien situada estratégicamente, muy cerca tanto de Madrid como de Barcelona, con lo que podemos competir sin problemas. De hecho tenemos casos muy top en Aragón como la startup Funidelia o, a nivel de Hubs, por ejemplo, recientemente se ha creado Impact Hub Zaragoza con un proyecto muy interesante con potencial internacional para emprendedores de Zaragoza.

Es evidente que la mayoría de operaciones con inversores se concentran en Madrid, Barcelona o Valencia, pero hay que estar atentos a todas las startups, ya que, como se pudo comprobar por ejemplo, en el último Venture on the Road organizado por SeedRocket y Banco Sabadell, del que también fuimos finalistas, surgen muy buenos proyectos de startups de toda España.

Según vuestra experiencia, ¿cuáles son los aspectos más importantes en los que se puede apoyar desde fuera a un emprendedor?
Mentorización, financiación, eliminación de cuotas de autónomos (y autónomos societarios, que son el 99% de los founders de las startups) hasta que no se obtenga un volumen de ingresos que permita subsistir y creación de programas de networking para formar equipos competitivos.

A vuestro juicio, ¿cuáles son las aptitudes y capacidades que debe reunir un/a emprendedor/a para llegar lejos?
Como dice Martín Cabiedes, todos tenemos ese brillo en los ojos y esa pasión que se necesita para ejecutar un gran proyecto. Y es el mismo brillo para los que triunfan como para los que fracasan. Realmente estadísticamente muy pocos consiguen llegar lejos, por lo que lo primero que hay que tener es una altísima tolerancia a la frustración y capacidad para aprender de los errores.

Creo que la persistencia, capacidad de convencer a un buen equipo que ejecute tu proyecto están muy por encima de la idea y de la pasión, que por supuesto tiene que haber. Si escucháis podcasts de todos los emprendedores que han triunfado, todos han pasado una travesía por el desierto hasta alcanzar el éxito. No todo el mundo vale para emprender y hay que hacerlo por devoción, más que por probar suerte o porque no se sabe qué hacer.

¿Cómo veis el futuro de la industria musical?
Si nos ponemos a soñar, veo a las grandes compañías utilizando la tecnología de Singerfy para aprovechar el potencial de sus artistas, ofreciendo canciones personalizadas para sus fans. Una nueva forma de vender música que aumentaría las ventas del sector y la interactuación de los artistas con sus fans (un poco de promo, ¿no?).

En definitiva, la industria se acaba de reinventar recientemente. Creo que de esto se ha aprendido a tener esa capacidad de reaccionar rápido y pivotar ante las nuevas tendencias que la tecnología proporciona. Creo que la llegada del 5G va a dar lugar a nuevos negocios y formas de monetizar en la industria.

Y finalmente, ¿cómo creeis que han afectado las nuevas tecnologías al sector de la música y a los artistas? ¿Existen pros y contras?
Para mí ha sido una auténtica revolución. Las redes sociales han dado casos de nuevos artistas nacidos desde cero. Pero las grandes compañías ya se han puesto las pilas y ya están utilizando todo su potencial para promocionar y medir el éxito de sus artistas. Hacerse un hueco para cualquier artista sigue siendo dificilísimo porque, aunque ahora hay muchas más opciones de visibilidad, también hay muchísima competencia.

Hay que buscar la diferenciación y conseguir emocionar con tu producto, para que no seas uno más, y eso es muy complicado. Por eso se sigue apostando por lanzar a los artistas salidos de programas televisivos como OT. Una vez que son conocidos utilizan todo el potencial de la tecnología (internet, redes sociales,…) para escalar sus producto muy rápido. Pero ojo, que lo que sube muy rápido también puede bajar con la misma velocidad. Así que también hay que cuidar los cimientos, porque puede ser pan para hoy y hambre para mañana.

Mucho más lento será el artista independiente que utiliza la tecnología para dar a conocer su propuesta y fidelizar a su público. Mucho más duro, pero probablemente, si aguanta, mucho más duradero y auténtico.

 

5
visitas hoy 4 · visitas total 567

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=19426

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 13:41

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar