Cerrar

Roofeco System: El sistema innovador de tejas de plástico sostenibles para la construcción

Entrevistamos a Marianella Martínez Mora, gerente de la entidad y principal promotora del proyecto

Roofeco es una empresa familiar que surgió hace 17 años en Costa Rica. Su larga experiencia en América le ha valido para dar el paso hacia delante e instalarse en España. Tras dos años de aventuras y desventuras, la empresa con sede en el CEEI de Castellón desarrolla su actividad con una clara tendencia positiva, siempre enfocando su responsabilidad social en favor del medio ambiente y con un manifiesto objetivo de seguir expandiéndose mundialmente.

Marianella Martínez, gerente y una de los tres socios de la empresa nos detalla las características de estos productos de alta tecnología y basados en el I+D+i.

P.¿Cómo y cuando surgió la idea de fabricar tejas de plástico sostenibles?

La idea de fabricar tejas de plástico surge a partir de una problemática en una multinacional de plantaciones bananeras que diariamente producía grandes cantidades de plástico de desecho y no sabían qué hacer con él. En ese momento un grupo familiar de ingenieros, en su mayoría, comenzaron a pensar sobre ello y dieron con la idea de utilizar este desecho para reciclarlo y fabricar un producto útil para la construcción.

P.¿Quiénes formáis parte de esta empresa?

Somos tres socios que residimos en España. Somos un equipo interdisciplinario y proactivo.

P.¿En qué se diferencia vuestra teja de plástico frente a la teja tradicional?

Nuestro sistema de tejado pesa 8 kilos el metro cuadrado frente a los 45-50 kilos el metro cuadrado de la teja tradicional. Como ves es una diferencia enorme, la teja Roofeco es mucho más ligera, por tanto requiere menos materiales de estructura y esto repercute positivamente porque se ahorra dinero. Además es 100% impermeable, antigranizo, transitable y no requiere ningún tipo de mantenimiento. Por otro lado, posee un sistema de anclaje, el cual tenemos patentado, que une teja con teja y cumbrera con cumbrera, de este modo los tornillos quedan ocultos eliminando toda posibilidad de filtración, dejando además una apariencia limpia y natural.

P.¿Cuál es su principal innovación? ¿Qué papel tiene la nanotecnología en el proceso de creación de vuestro producto?

Tenemos dos grandes innovaciones. Primero, el uso de nanotecnología hace que se retrase el envejecimiento del material, lo que nos permite darle seguridad a los clientes ofreciendo 20 años de garantía aunque su vida útil sea mucho mayor. Segundo, nuestro sistema de anclaje que oculta el tornillo expuesto y además sujeta teja con teja de forma que en caso de vientos fuertes o huracanes no haya ningún problema.

P.¿Qué perfil de clientes demanda este producto?

Actualmente a nivel nacional nuestros clientes habituales son particulares, sin embargo, cada vez más nos llegan instaladores y almacenistas. Uno de nuestros objetivos es acceder a canales de distribución especializados en cubiertas y tejados. Sin embargo, no podemos definir un rango de edad definido ya que contactan con nosotros a través de nuestra página web todo tipo de clientes para comprar nuestros materiales.

P.Trabajáis tanto a nivel nacional como internacional. Cuéntanos en qué países habéis introducido vuestros productos y desde cuando lleváis haciéndolo en España.

Iniciamos este viaje empresarial en Costa Rica y desde allí se extendió a parte del Caribe, Centroamérica y EEUU. Ahora estamos fabricando en España porque no hay ningún producto como este en el mercado nacional. Aunque existe lo que se llama la teja plástica de PVC, es un material completamente diferente al nuestro.

P.¿Está teniendo buena acogida en España este producto?

Desde que nos instalamos en España hemos ido creciendo paulatinamente y no hemos notado la resistencia cultural esperada. A pesar del estudio del mercado realizado teníamos cierto temor del nivel de aceptación que tendría el producto en una cultura donde la teja tradicional está tan arraigada, sin embargo, nos hemos llevado una sorpresa positiva, hemos tenido clientes de más de 80 años así como clientes muy jóvenes, quienes valoran el material con sólo mirarlo. Hace un año que tenemos nuestra sede en el CEEI Castellón, fabricamos en Almazora y desarrollamos nuestra actividad con optimismo y ganas de mejorar.

P.¿Cómo se mantienen estas tejas? ¿Cuál es su vida útil?

Como hemos explicado anteriormente no necesita ningún tipo de mantenimiento ya que la propia lluvia y el viento las mantiene limpias. Su vida útil es de más de 20 años, podríamos decir que hasta 50. Sin embargo, nuestra garantía es de 20.

P.¿Este producto está pensado para un determinado clima o soporta diferentes temperaturas y condiciones?

Este es uno de los factores que le da un valor añadido a nuestro producto. Nuestro material soporta diferentes temperaturas que pueden variar desde los -40 grados a los 50 grados. Al ser un material noble, permite cambios drásticos de un momento a otro lo que nos permite total flexibilidad para poder venderlo en todo tipo de climas y estaciones del año así como regiones.

P.Hablando de condiciones.. ¿Es cierto que soportan hasta que un vehículo les pase por encima y vuelven a su forma de origen?

Esta es una anécdota que incluimos en nuestra web para transmitir la resistencia del material. Lo que queremos decir con esto es que el material es flexible, es decir, tiene memoria y en el caso de que lo pudieses chafar hasta con un tractor recuperaría su forma natural. Igualmente, sabemos que por encima de un tejado no tiene porque pasar ningún coche pero al poner este ejemplo los clientes siempre se quedan con la anécdota y entienden mejor las características del producto.

P.¿Qué quiere decir que el tejado es amigable con la naturaleza? ¿Cómo contribuís a la sostenibilidad del medio ambiente?

Contribuimos de varias maneras: Primero el 90% de la materia prima es de plástico reciclado. Segundo, al fabricar nuestro sistema de tejado se emiten 1.6 kg de CO2 /m2 en comparación a la teja tradicional que durante su fabricación emiten 3.8 kg de CO2/m2. Y esto solo es en cuanto a la fabricación, durante su vida útil también fomenta el cuidado del medio ambiente porque tiene propiedades aislantes. Tercero, el sistema de tejado es fácil de cortar y manipular, el residuo sobrante se tira al contenedor de reciclado de plástico para re-utilizarlo. Otra posibilidad es traer el residuo a la fábrica en Almazora y se compra a 0.40€/kilo de residuo 100% del sistema de tejado, sin contaminación de tornillos u otro material.

P.¿Cuáles son vuestros objetivos próximos?

Nuestra ambición es la internacionalización. Por un lado, nos interesa mucho el mercado del norte de Europa porque valora mucho más el tema ecológico, sobre todo en materiales de construcción que contribuyen a la mejora del entorno natural. Apoyan más el uso de materiales que emiten menos CO2 que los materiales a los que estamos acostumbrados, los convencionales. Por otro lado, nos gustaría conseguir acceder a otros mercados en América Latina, especialmente aquellos en los que los aranceles de entrada son más convenientes para nuestro producto. Y por supuesto desarrollar una red de distribución nacional, donde la marca Roofeco Smart System se conozca aún más.

S/V
visitas hoy 1 · visitas total 4.620

Usuario: paloma

Empresa: Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Castellón (CEEI Castellón)

Canal: CEEI Castellón

Fecha publicación: 14/07/2014 12:12

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=9369

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 03:40

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar