Cerrar

Crea el modelo de negocio de tu empresa en 9 pasos

Anabel Ibañez, técnico de Creación de Empresas de CEEI Castellón

Publicado por AdminCs
martes, 13 de junio de 2017 a las 12:15

Mostrar ampliado

Metodología CANVAS

Metodología CANVAS

Mostrar ampliado

9 bloques CANVAS

Módulos CANVAS

¿Tienes una gran idea para lanzar tu propio negocio? Antes de tirarte de lleno a la piscina necesitas crear un modelo de negocio viable. Es decir, analizar de qué manera puedes generar ingresos aportando valor a tus clientes.

En este post te mostraremos cómo hacerlo a través del Model Canvas. Esta es una excelente herramienta, diseñada por Alex Osterwalder, para conceptualizar ideas de negocio y evaluar sus posibilidades de éxito. Muy extendida en el mercado, es la opción elegida también en la formación de emprendedores en programas como Move Up!, cuya segunda edición (impulsada por Diputación de Castellón y CEEI Castellón) está en fase de inscripción.

El Canvas se compone de nueve módulos que reflejan la lógica de la empresa de forma visual y representada en una sola página.

El primer paso es saber a quién te diriges. Define tu target o público objetivo. Para ello, deberás preguntarte si vas a abordar un determinado nicho o si te diriges a un mercado de masas. Por ejemplo, aquí encontrarás 6 herramientas para encontrar un nicho de mercado rentable.

Antes de avanzar al siguiente paso, debes dar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Para quién estamos creando valor?
  • ¿Cuáles son los distintos segmentos que vamos a atender con este modelo de negocio? La segmentación puede ser geográfica, demográfica, por situaciones de uso, estilos de vida, poder adquisitivo, etc.
  • ¿Cuál es el tamaño del mercado?

Aquí encontrarás algunas respuestas a estas preguntas.

Y ¿cuáles pueden llegar a ser los más rentables?

El siguiente paso es definir la propuesta de valor. Se trata de desarrollar un producto/servicio lo suficientemente bueno para solucionar los problemas de nuestros clientes y satisfacer sus necesidades.

Una vez identificado el problema ahora hay que encontrar una solución por la que el cliente esté dispuesto a pagar. Dependiendo el tipo de problema y la oferta de soluciones existentes, podemos necesitar:

  1. Una solución aceptable: si no hay producto/servicio que solucione el problema nos puede bastar con una solución simplemente aceptable.
  2. Una solución mejor: centrarnos en mejorar aspectos como diseño, rendimiento, usabilidad…
  3. Una solución más barata: introducir una opción low cost.

El tercer paso consiste en identificar los canales a través de los cuales vamos a entregar nuestra propuesta de valor a cada segmento de clientes. Estos determinarán la experiencia de usuario –tanto física como on-line- y el acceso del cliente a nuestro producto o servicio.

A continuación analizaremos la relación que vamos tener con nuestros clientes. Es el momento de pensar en los valores del negocio, las percepciones que queremos que tenga el mercado sobre nuestra marca, así como la estrategia de fidelización de clientes. Algunas opciones podrían ser el autoservicio (si el cliente valora la rapidez), la generación de comunidades (para reforzar el sentido de pertenencia) o la creación colectiva (para implicar al cliente desde el principio).

Llegamos ahora al apartado del flujo de ingresos. Se pueden generar ingresos vendiendo activos, mediante una cuota por uso, subscripción, préstamo u alquiler, concesiones o licencias, gastos de corretaje, etc. La idea es estudiar la opción que permita mayor viabilidad del negocio.

Conviene recordar que la gente tendrá una actitud muy positiva hacia los productos de precio cero porque no hay fricción en la compra, que si hay cuando el precio del producto es por encima de cero euros. Ser gratuito hará que la gente pruebe tu producto y eso puede ser una estrategia para reducir coste de adquisición de un cliente, pero el modelo Feemium y el “ya se nos ocurrirá algo después” puede ser un medio para un fin, pero no son modelos de negocio porque en estos casos no se ha demostrado que haya ningún negocio.

El siguiente módulo a estudiar son los recursos clave. En este apartado describiremos los recursos necesarios como personas, oficinas, o plataforma web.

Respecto a las actividades clave, hay que abordar los procesos internos necesarios para entregar la propuesta de valor: acciones de marketing, producción, compras, etc.

El apartado de socios clave se refiere a las alianzas o pactos necesarios para el desarrollo del negocio. Contar con los agentes o colaboradores “clave” que complementen nuestras capacidades nos ayudará a potenciar la propuesta de valor y asegurará el éxito de nuestro negocio.

Y por último, pero no menos importante, la estructura de costes. Este bloque pretende definir y hacer tangibles los gastos asociados a la realización de nuestra actividad.

Los costes son relativamente fáciles de calcular una vez se han definido las actividades clave y las asociaciones clave. Algunos modelos de negocio implican más costes que otros. Otras empresas no consideran que los costes del modelo sean una prioridad, sino que prefieren centrase en la creación de valor (productos Premium o diferenciados, frente al Low Cost).

Dentro de la estructura de costes, recordar que hay dos tipos de cotes, los fijos y los variables. Para que una startup sea escalabre, hay que tratar de minimizar al máximo los costes variables.

Visualizando un una sola hoja los 9 módulos que conforman en “Model Canvas”, es posible mejorar las ideas y acercarlas al mercado.

Anabel Ibáñez
Técnico de Creación de Empresas de CEEI Castellón
anabel@ceei-castellon.com

S/V
visitas hoy 1 · visitas total 674

Usuario: AdminCs

Canal: CEEI Castellón

Fecha publicación: 13/06/2017 12:15

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=14107

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 02:33

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar