Cerrar

TIEMPO DE REGALOS

ARIMA CONSULTORIA Y GESTION S.L.

ARIMA CONSULTORIA Y GESTION S.L.

Publicado el miércoles, 14 de diciembre de 2016 a las 18:48

Estamos en época de evaluar, analizar, planificar, programar y cómo no, regalar. Como persona, empresario, emprendedor, atleta, pareja, familia, comunidad... es necesario que nos marquemos objetivos a alcanzar, propósitos en común: en definitiva, que nos fijemos un rumbo para llegar donde queremos ir.

¿Cómo nos comportamos las personas cuando no sabemos hacia dónde ir?, ¿has experimentado alguna vez esa sensación? Puedes encontrarte perdiendo la conexión con tu propio yo, con tu pareja, con tu empresa… te dejas llevar por el devenir de las cosas, por el “ya veremos”, o sigues al de al lado, ya sea al vecino o a la compañera, pero entonces, ¿dónde queda tu capacidad de elección? ¿dónde quedas TÚ? Busca tu faro, el que te orienta en la noche, obsérvate, escúchate, no huyas de tus emociones y finalmente pregúntate: ¿DÓNDE QUIERO IR?, ¿QUÉ QUIERO CONSEGUIR?

En este post voy a describiros como me preparo yo para enfrentar este inicio de 2017 con las ideas y los objetivos claros y con un plan encima de la mesa. Las acciones que yo he emprendido os pueden servir de guía para definir vuestro plan del año que está por comenzar.

Para empezar, estos días estoy trabajando en lo que quiero que sea, a nivel profesional, mi año 2017.  ¿Para qué? para continuar trabajando en lo que más me gusta: ser coach, mentor y consultor. Tres funciones muy distintas pero muy apasionantes. Como dice el doctor Frankl: "Cuando un ser humano tiene un para qué, puede atravesar cualquier cómo".

Y, ¿cómo lo estoy haciendo? En primer lugar, me he metido en los ficheros del “año 16” y he ido contrastando el qué estaba previsto con el qué ha ocurrido. Hay cosas que estaban previstas y se han conseguido tal y como las había planeado; otras que se han hecho sin estar previstas, pero que surgieron al dejar atrás aquellos planes que no me llevaban donde quería. Me encuentro con ideas que no he llegado a poner en marcha y, por supuesto, ha habido proyectos que no han salido como estaba previsto. Éstos los estoy estudiando en profundidad, para ver qué ha pasado y qué voy a tener que aprender si los quiero retomar y llevarlos a buen puerto.

Una vez analizado o evaluado el 2016, he comenzado a pensar en lo que quiero que ocurra en este año impar y a escribirlo con detalle, es decir, siendo muy explícito cuando describo un objetivo y su acción(es) correspondiente (aquélla o aquéllas que necesito llevar a cabo para conseguirlo), especificando qué quiero conseguir y cuándo quiero que ocurra. Una vez hecho esto observo y vuelvo a reflexionar ¿me lleva a donde quiero estar?

Hecho esto, releo lo escrito y veo que me están saliendo muchas cosas y que voy a tener que priorizar, quitando algunas -hay algún lastre por medio que tengo soltar…-

Hoy, cuando hemos terminado de nadar, le he contado a mi amigo Paco que he estado trabajando en mi visión profesional y mi plan para el año 2017 y me ha dicho: “¿me lo puedes contar?, cuando uno verbaliza se compromete, y el hablarlo te ayuda a conseguirlo”. Como mi compromiso es firme y además quiero que mi plan se cumpla, una vez lo tenga terminado, la primera acción a emprender será compartirlo: primero con mis compañeras de trabajo y luego tomaré con Paco una cerveza bien fría y, como él dice, lo “verbalizaré” - Paco, ten cuenta que te voy a pedir que me des tu opinión, que me va ayudar a conseguir mis objetivos y, por supuesto, te doy las GRACIAS por anticipado por ese regalo que me vas a dar-. Si podéis, buscad a alguien de confianza y presentadle vuestro plan, su opinión constructiva y fundamentada será un gran regalo.

Por último, teniendo nuestro plan de 2017 bien definido y “verbalizado”, no debemos olvidar que hay que tener siempre presente nuestro motor, aquello que nos da fuerza para seguir conduciendo por un camino que, desde luego, fácil fácil no va a ser. Estoy seguro de que sé mucho más de lo que creo que sé para llegar dónde quiero estar. Además, soy consciente de que mis compañeras de trabajo van a estar acompañándome, así como mis amigas, las emociones. Muchas veces me gustaría que alguna de ellas no me acompañase tanto tiempo, pero es inevitable, porque son absolutamente necesarias para que nuestro motor funcione. Sólo hay que trabajar para marcar el tiempo que nos acompañan, porque éste sí lo decido yo.   

www.arimaconsultores.com

S/V
visitas hoy 2 · visitas total 849

Usuario: LMA

Empresa: ARIMA CONSULTORIA Y GESTION S.L.

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 14/12/2016 18:48

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=13161

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 20:43

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar